jueves, 5 de mayo de 2011

De concierto: Chapel Club - Teatro Lara (Madrid) 4/05/11

No sé muy bien cómo describir el rato que pasamos ayer en el Teatro Lara ante la primera visita de los londinenses Chapel Club a nuestra ciudad para presentar el que ha sido su disco debut Palace, del que ya os informamos a principios de este 2011. La verdad es que es bastante extraño eso de estar ahí sentados, en un patio de butacas, rodeados de tan sólo unos cuantos desconocidos (juntos superábamos por poco el medio centenar), viendo a unos tipos que suenan a una mezcla entre New Order, Joy Division, The Smiths o Editors y que durante una hora dieron un auténtico recital. Es más, ayer sentí eso de “se me van los pies” en una especie de impulso contenido por eso de mantener las posaderas en la butaca.


La noche comenzó con la actuación de Hoy Muero Viernes, quienes no creo que se encuentren con un panorama más desalentador en un futuro que con el que tuvieron que lidiar ayer ante la frialdad del lugar que nos acogía para tal evento, pero al que se sobrepusieron con bastante soltura tirando de sentido del humor entre tema y tema, entre los que sonó “Yo también odio a Mercedes Milá”, con el que uno se solidariza sí o sí. No sé si ellos lo pasaron mal ahí arriba, la cuestión es que no se les notó demasiado que al fin y al cabo es lo importante.

Tras el pitillo de rigor en el descanso y cerca de llegar la medianoche salían al escenario Lewis Bowman y compañía, cinco tipos con cara de no haber roto un plato que no se dejaron influir en ningún momento por lo desangelado del ambiente y que abrieron el repertorio con "Surfacing", con la batería y el bajo al mando desde el principio, como el post-punk manda, arropados durante toda la noche por dos guitarras que percutieron por los extremos y dejando el resto del protagonismo a la arrolladora voz de Bowman, que nada tiene que envidiar a la de los grandes del momento, como también demostró en el segundo de los temas, una maravilla llamada “Blind”.


"Roads" de su Ep Wintering, fue la tercera en sonar seguida por "Fine Light", un tema que va de menos a más hasta alcanzar un ritmo vertiginoso y que como en el álbum precedió ayer a "O Maybe I". Ni qué decir tiene que tema tras tema empezamos a quitarnos el corsé y me pareció llegar a ver tímidos movimientos de cabeza y piernas para seguir el ritmo, incluso hubo quien se atrevió a ponerse en pie…lo que os decía, que se te iban los pies. Acto seguido llegó el turno para "Bodies" y cómo no para la genial "All The Eastern Girls".


Nos pusimos lentos con "Paper Thin" y "Widows", dejando entrever que se acercaba el final, para el que eligieron otros dos temazos como son "Five Trees" y "The Shore", con los que se despidieron entre una sonora ovación a pesar del lo reducido del aforo, pidiendo que volvieran a salir con bastante esperanza, visto que durante toda la actuación Bowen se mostró bastante dicharachero y sabiendo que se habían dejado un par de temas para repasar un magnífico álbum debut, que ayer nos mostraron con un directo atronador de una inmensa calidad, salvando algún que otro problemilla inicial con algún que otro instrumento y que nos hace preguntarnos qué habría sido de nosotros de haber estado en otro recinto más apropiado, con algo más de compañía y una copilla en la mano. Chapel Club huelen a algo grande, si no los conocéis aún no lo dudéis porque no hay fallo, aunque si vosotros no vais, estoy seguro de que ellos os llegarán por algún lado. Son realmente buenos.

MySpace / Web

3 comentarios:

Jansun dijo...

Lo dicho, una pena el local y el aforo, porque son muy buenos.

unwritten dijo...

No estan mal, pero suenan como otros tantos grupos revival post. k an surgido en la ultima decada, veremos . . . .

Ye! dijo...

La voz del cantante recuerda al cantante de The Horrors. Me parece que tocaron muy bien, la pena el sitio.