martes, 28 de diciembre de 2010

Las mejores canciones del 2010. Recopilatorio Rockindiependencia

No queríamos terminar el año sin hacer un repaso a las mejores canciones del 2010. En este caso, hacer un ranking nos iba a resultar demasiado complicado, así que hemos preferido seleccionar 100 de los temas que más nos han gustado agrupándolos en el recopilatorio Rockindiependencia 2010. Que lo disfrutéis!!


Parte 1: Download
Parte 2: Download
Parte 3: Download
Parte 4: Download

Tracklist 

1. !!!AM/FM
2. 22-20s - Latest Heartbreak
3. 1000 Robota - Fahr Weg
4. A Great Big Pile Of Leaves - We Don't Need Our Heads
5. Alvin Zealot - De Jalouse
6. Arcade Fire - Ready To Start
7. Autolux - Supertoys
8. Bear Hands - What A Drag
9. Bernays Propaganda - My Personal Holiday
10. Blood Red Shoes - It Is Happening Again
11. Bombay Bicycle Club - Ivy & Gold
12. Born Ruffians - First Date Kid
13. Broken Links - What Are You Waiting For?
14. Burn Before Reading - Done Done Done
15. Cage The Elephant - Back Against The Wall
16. Deastro - Parallelogram
17. Detroit Social Club - Kiss The Sun
18. Die! Die! Die! - Lil Ships
19. Diego - Grizzly Bear
20. Dutch Uncles - Jetson
21. Egyptian Hip Hop - Moon Crooner
22. Estereotypo - Going postal
23. Foals - Total Live Forever
24. General Decay - Cairo
25. General Fiasco - We Are The Foolish
26. Gloria Cycles - New Law
27. Good Shoes - Under Control
28. Hatifnats - Horses From Shellville
29. Hot Hot Heat - Future Breeds
30. Hypernova - Fairy Tales
31. Interpol - Lights
32. Jaill - Everyone’s Hip
33. Jugoplastika - Holidays In Delawere
34. Kashmir - Mouthful Of Wasps
35. Keane - Back In Time
36. Kings Of Leon - Radioactive
37. Kiss Kiss Kiss - Mirrors
38. KlaxonsEchoes
39. Kula Shaker - Peter Pan R.I.P.
40. Kutosis - Small Cities
41. LCD Soundsystem - Drunk Girls
42. Love Is All - Kungen
43. Lucknow Pact - A Few Drinks Later
44. Lyrebirds - Shadow Boxer
45. Manic Street Preachers - The Descent (Pages 1 & 2)
46. Mermaids - Frozen In Time
47. MGMT - Brian Eno
48. Motorama - Wind In Her Hair
49. Mystery Jets - Dreaming of Another World
50. Neon Plastix - On Fire
51. Pete & The Pirates - Jennifer
52. PS I Love You - Facelove
53. Redtrack - Cigarette
54. Shout Out Louds - 1999
55. Skunk Anansie - My Ugly Boy
56. Sound of Guns - Architects
57. Superchunk - Crossed Wires
58. Surf City - Crazy Rules of the World
59. Telekinesis! - Dirty Thing
60. The Ambience Affair - Devil In The Detail
61. The Berndt - Hurried Feathers
62. The Blue Van - Love Shot
63. The Cast of Cheers - I Am Lion
64. The Chemical Brothers - Escape Velocity
65. The Cinematics - Guernica
66. The Courteeners - You Overdid It Doll
67. The Dead Weather - The Difference Between Us
68. The Dig - Look Inside
69. The Domino State - We Must Not Shut Ourselves
70. The Drums - Let's Go Surfing
71. The First Ladies - Stop The Romance
72. The Futureheads - Heartbeat Song
73. The King Left - The Way To Canaan
74. The Kissaway Trail - Sdp
75. The Library Is On Fire - Monkey In My Chair
76. The Longcut - Something Inside
77. The Naked And Famous - Punching In A Dream
78. The National - Anyone's Ghost
79. The New Pornographers - Moves
80. The Prids - Hide Your Thoughts
81. The Rumours - Get Together
82. The Silents - Kingdom, Abhor, Sea
83. The Streets On Fire - Color/Stereo
84. The Sunshine Underground - Coming To Save You
85. The Walkmen - Angela Surf City
86. The Wave Pictures - Kittens
87. Tokyo Police Club - Breakneck Speed
88. Two Door Cinema Club - I Can Talk
89. Uni_Form - The Liar
90. Vampire Weekend - Cousins
91. Veil Veil Vanish - Anthem For A Doomed Youth
92. Wavves - Linus Spacehead
93. We Are Scientists - Nice Guys
94. We Were Promised Jetpacks - A Far Cry
95. Who Knew - Sharpen The Knife
96. Wild Palms - Deep Dive
97. Winter Gloves - Plastic Slides
98. Wintersleep - Black Camera
99. Wolf Parade - Pobody’s Nerfect
100. You! - To Disappear

lunes, 27 de diciembre de 2010

Los mejores discos del 2010. Resumen del año

Llegamos al final del año y es necesario hacer balance de lo acontecido durante los últimos doce meses y la verdad es que este 2010 nos ha dejado un poco de todo, aunque creo que la balanza al final se inclina hacia lo positivo.

Nos gustaría resaltar lo bien que se están haciendo las cosas en Alemania, donde varios grupos han debutado este año con mucha fuerza, demostrando que no solo de electrónica vive el germano, al igual que en Irlanda, quienes poco a poco están intentando hacer frente a la hegemonía de sus vecinos ingleses, quiénes se mantienen en lo más alto, quizá más por la cantidad que por la calidad. En Italia, Rusia o España comienzan a asomar bandas que luchan contra viento y marea por ganar terreno a la música autóctona de sus respectivos países, compitiendo contra la radio fórmula y su lengua materna. Los franceses siguen desaparecidos y del resto de Europa poca cosa.

En un año donde el pop ha sido adjetivado de mil y una formas y lo ha invadido todo con una ñoñería gafipastera insoportable, cabe destacar el pinchazo de suecos y daneses quienes han pasado a un segundo plano con respecto a fechas pasadas. Es increíble ver los cientos de bandas y discos completamente iguales que han ido copando todas las listas de éxitos mundiales, sin aportar absolutamente nada nuevo, siendo calificados algunos por la crítica especializada como “obras maestras”. Quizá por eso se explica también el afán por compararlo todo con bandas como U2 o Cold Play y por querer llevar a todos los grupos a tocar a un estadio, lo que nos ha llevado por ejemplo a ver el desastre de Muse en lo estrictamente musical o las duras críticas que han recibido bandas consolidadas que no han querido entrar en el circo de lo comercial y han seguido fieles a su estilo.

Si miramos al otro lado del charco debemos hacer mención a la gran oleada de buenas bandas procedentes de Brooklyn, donde parece que han dado con la fórmula exacta y ha sido un no parar de debuts de gran calidad. Los canadienses siguen manteniendo el nivel y de Sudamérica poco llega, por desgracia.

Destacar también el gran momento que vive la música en Australia y Nueva Zelanda, donde una año más demuestran que, a pesar de la distancia, también están ahí y nos han dejado grandes trabajos, con la dificultad que conlleva verles en directo por Europa para darse a conocer…menos mal que existe internet, si no, no sé qué iba a ser del 80% de las bandas que existen actualmente…

Por último, sólo nos queda resaltar los directos que hemos podido presenciar este año, que llegan a la veintena, y que nos dejan como triunfadores a quiénes ya os podéis imaginar, aunque han sido muchas las actuaciones que han merecido también la pena. Es de agradecer el catálogo de conciertos y festivales tan extenso que nos ha dejado el 2010, donde en ocasiones hasta cuatro bandas de cierto nivel han coincidido en fechas en una misma ciudad, haciendo mención especial a un mes de noviembre que casi nos deja sin aliento. Esperemos que el 2011 sea mejor si cabe y que un año más no se note demasiado en nuestras piernas.

Para Rockindiependencia éstos han sido los 30 mejores discos del 2010.

30 MGMT - Congratulations (Estados Unidos)

29 Surfer Blood - Astro Coast (Canadá)

28 A Great Big Pile Of Leaves - Have You Seen My Prefontral Cortex? (Estados Unidos)

27 Gorillaz - Plastic Beach (Inglaterra)

26 Interpol - Interpol (Estados Unidos)

25 Detroit Social Club - Existence (Estados Unidos)

24 The Prids - Chronosynclastic (Estados Unidos)

23 Surf City - Kudos (Nueva Zelanda)

22 Veil Veil Vanish - Change In The Neon Light (Estados Unidos)

21 Broken Links - The Fine Line Between Choice Decay (Inglaterra)

20 The Dig - Electric Toys (Estados Unidos)

19 Kashmir - Trespassers (Dinamarca)

18 The Streets On Fire - This In Fancy (Estados Unidos)

17 You! - You! (Francia)

16 Jugoplastika - Say Hello To The Kid (España)

15 The King Left - Perfect Without People (Estados Unidos)

14 The Domino State - Uneasy Lies The Crown (Inglaterra)

13 The Silents - Sun a Buzz (Australia)

12 Who Knew - Bits And Pieces Of A Major Spectacle (Islandia)

11 Two Door Cinema Club - Tourist History (Inglaterra)

10 Blood Red Shoes - Fire Like This (Inglaterra)

9 The Rumors - From The Corner Into Your Ear (Alemania)

8 1000 Robota - UFO (Alemania)

7 Klaxons - Surfing The Void (Inglaterra)

6 Kings Of Leon - Come Around Sundown (Estados Unidos)

5 Alvin Zealot - Tears Of St. Lawrence (Suiza)

4 Die! Die! Die! - Form (Nueva Zelanda)

3 Foals - Total Live Forever (Inglaterra)

2 The Dead Weather - Sea Of Cowards (Estados Unidos)


1 Arcade Fire - The Suburbs (Canadá)

lunes, 20 de diciembre de 2010

Lyrebirds

Ya había escuchado algo en algún recopilatorio, pero hasta hace poco no me había fijado en ellos. Ahora que les pongo un poco más de interés e intento buscar algo de información para contároslo me encuentro con que ya es una banda del pasado. Hace unos días comunicaban en su MySpace que no continuarían como banda, pero aún así os la presento.

Lyrebirds es, bueno era, un quinteto procedente de Brighton que se formó en 2008 etiquetados en el post-punk, a lo Joy Division, con una pizca de The Doors, y si queremos algo más actual… ¿Interpol?

Con tan sólo un EP a sus espaldas, titulado Blondehead, lanzado recientemente, nos dejan un puñado de buenísimas canciones, como es “Closer”, aunque ahora sólo nos quedará el recuerdo y su música.

Este “Shadow Boxer” es lo que ya no podremos ver en directo.

MySpace


sábado, 18 de diciembre de 2010

De Concierto: MGMT – La Riviera (Madrid) 17/12/2010

Ayer terminó nuestro periplo de conciertos en este 2010 con la actuación de MGMT en La Riviera en su gira europea de presentación de su tercer álbum de estudio Congratulations y hemos de decir que salimos con un sabor agridulce del remozado recinto madrileño.

Si me preguntan qué tal estuvo el concierto contestaría sin dudar que estuvo casi bien, resaltando el casi por encima de todo, y despertando un poco de sentimiento de rabia, porque se nos quedó la sensación de que cambiando dos o tres cosillas habrían tenido en su mano un triunfo prácticamente seguro, sobre todo tras ver la entrega del público desde el inicio, que poco a poco se fue diluyendo canción tras canción, también porque demostraron que tocan muy bien y el sonido limpio que despliegan sorprendió tratándose del recinto en el que nos encontrábamos, pero con un volumen muy muy bajo y eso no se lo puede permitir una banda que no transmite prácticamente nada encima del escenario y necesita vatios para convertir la mayor parte de su repertorio en canciones que hagan despertar al respetable, a excepción claro, de sus temas bandera, que ayer a más de uno le salvaron la noche…y lo de los bises…nunca había estado en un concierto en el que los bises vinieran antes de los bises.

Los de Brooklyn con Andrew VanWyngarden a la cabeza saltaron al escenario a eso de las diez menos veinte ante la ovación de un público que había agotado las entradas a las pocas semanas de ponerse a la venta y que aumentó sus expectativas cuando sonaron las primeras notas de "Time To Pretend", uno de sus hits contenido en su segundo álbum Oracular Spectacular, publicado en 2007 y con el que se hicieron mundialmente conocidos, a la que siguieron "Song for Dan Treacy" y la gran "Weekend Wars".




Turno para la guitarra acústica para encarar "I Found a Whistle", con la que para mí empezó a decaer el entusiasmo propio del inicio del concierto. Y no porque no me parezca un buen tema, sino porque si lo tocas como el que se sienta en un banco del parque a echarle pan a las palomas porque no tienes nada más que hacer, la gente desconecta rápido y dos terceras partes de La Riviera se convierten en la discoteca que normalmente es, con grupos de amigos que han quedado a tomarse unas copas para comentar qué tal ha ido la semana mientras MGMT pincha algo de MGMT.

Y así transcurrió la noche, sonando correctamente "It's Working", demostrando con "Of Moons, Birds & Monsters" y esa gran última parte que instrumentalmente son muy buenos, intentando llamar nuestra atención con la buena "Flash Delirium" y ese hey people, what does it mean? que tantas ganas teníamos de gritar.




Arrancaron algún baile tipo Tony Manero Foundation con "Electric Feel" y mostrando su cara más desconocida con "Destrokk", eligieron para cerrar el grueso del concierto una sosa "The Youth" y la larguísima "Siberian Breaks" que la verdad es que tiene partes realmente geniales, con la guitarra acústica y coros iniciales que recuerdan a aquellas grandes bandas de folk-rock de los 70, ese pop que les hace especiales y esa última parte sicodélica que vuelve a enaltecer sus dotes musicales, ahora que ya sabemos que el Sr. VanWyngarden tampoco es un portento como vocalista.

Y de repente llegaron los bises…ya sé que no he dicho que hicieran ningún descanso…pero es que uno está acostumbrado a que lo mejor se lo pongan al final, aunque esta vez no iba a ser así. "Kids" puso la sala patas arriba e hizo que los cuerpos que por entonces daban la espalda al escenario volviesen a su posición inicial. La ovación os la podéis imaginar, más si cabe cuando acto seguido sonó la gran "Brian Eno", que ni mucho menos hizo decaer el ambiente…mientras duró…porque entonces se fueron, esta vez sí, a descansar, imagino que no por el agotamiento por el derroche físico de los integrantes de la banda, sino porque ahora es obligado en todo concierto, aunque llegamos a pensar que no volverían a salir. Yo personalmente no se lo habría reprochado, sinceramente, no tenían mucho más que hacer, por lo menos algo que mejorase lo visto anteriormente, aunque tras escuchar al público corear el "oe oe oe" como si de un auténtico recital se tratara, uno se plantea que la mayor parte de la gente sólo venía a escuchar "Kids", ni más ni menos, y es un poco desesperanzador, la verdad, para mí ese cántico debe quedar sólo para noches inolvidables y la de ayer la recuerdo ya vagamente.



Por supuesto el grupo volvió a salir para dejarnos definitivamente con "The Handshake" y "Congratulations", un par de temas que sólo sirvieron para alargar el concierto hasta la hora y media exacta y que hizo que la gente marchara sin pena ni gloria, pensando en el siguiente garito donde continuar la noche.

En fin, una pena, porque es un grupo que me parece diferente, algo que actualmente es difícil encontrar ante la invasión de tanto grupo ñoño-pop que no aportan nada nuevo salvo entradas y más entradas de revistas ¿especializadas?, blogs profesionales y aficionados, y todo tipo de redes sociales. Desgraciadamente, el directo de MGMT se queda simplemente en algo anecdótico, no supera la calidad de sus discos, muy correcto, eso sí, pero conformista también, demostrando grandes dotes instrumentales, pero sin arriesgar absolutamente nada y así me parece que pronto tocarán techo y cuando uno toca techo sólo tiene un camino y ese es siempre de bajada. Sólo de ellos depende, a su favor tienen la juventud, y es una lástima porque no hay ninguna duda de que si quieren pueden. Aún así, les daremos una nueva oportunidad, esa por lo menos ayer se la ganaron.

MySpace / Web / Spotify

martes, 14 de diciembre de 2010

Neon Plastix

Retomamos las recomendaciones que tenemos guardadas desde hace tiempo, y es que aunque no nos traen nada nuevo, Neon Plastix nos han alegrado el día.
Quinteto procedente del Reino Unido, que con su fórmula de dance-punk, nos hacen sentir la energía y la fuerza suficiente para continuar y hacer más llevadero el bache musical.

Sin duda, desde el primer momento en que escuchas a estos tipos te acuerdas de Klaxons, Infadels, e incluso The Hives, y de todo el movimiento new rave. Habiendo teloneado a alguno de estos, y participado en alguna banda sonora de algún videojuego, Neon Plastix nos ofrece un ritmo frenético para no parar. No son auténticos temazos, pero que sí podrían llegar a ser unos llena pistas.
Son doce temas recopilados en su primer larga duración Awesome Moves, que salió al mercado hace unos meses.

¡A divertirse con "On Fire"!

MySpace

viernes, 3 de diciembre de 2010

General Decay

Ufff, sigo sin palabras y boquiabierta. Vaya joyita que nos hemos encontrado rebuscando por la red! Se hacen llamar General Decay, son italianos y nos traen un soplo de aire fresco con su post-punk, con una marcada línea de bajos y un recuerdo de los 80.

En el pasado 2009 lanzaron su primer EP, con tres canciones. Y es en este año cuando nos regalan este How We Lose con otras tres canciones. Puede que sean pocas para definir al grupo en un estilo o para poder hablar de ellos, pero que un grupo te guste con tan pocas canciones tiene mérito.

"Cairo" pertenece a su último EP y es la que me ha enganchado por completo.

MySpace

jueves, 2 de diciembre de 2010

De Concierto: Kings Of Leon - Palacio de Vistalegre (Madrid) 1/12/2010

Esta mañana al despertarme he notado un curioso olor en mi habitación, uno de esos olores como el de la gasolina, que a unos encanta y a otros les resulta insoportable. Ayer llegué tarde, estuve de concierto y recuerdo haber lanzado mi ropa al suelo antes de meterme en la cama…sí, de allí viene…ese olor a pólvora…vaya, sí, ya recuerdo, ayer estuvimos viendo a Kings Of Leon en Vistalegre y este olor reinó en el ambiente los 90 minutos que los de Nashville estuvieron sobre el escenario. No es una metáfora, fue real, no sé si casual o es que algo o alguien se estaba quemando, pero prefiero pensar que ayer estuvimos en el “Saloon” de un pequeño poblado situado en las llanuras del lejano Oeste.

La cita era en Vistalegre, lugar denostado por todos (incluido un servidor) por su sonido y al que le debo una disculpa. Ayer, sin sonar perfecto pero casi, la familia Followill demostró que la calidad del directo de una banda está por encima de cualquier recinto y dudo mucho que de todos los que ya han pasado por aquí, ninguno le haya sacado tanto partido como lo hicieron ayer estos vaqueros, en la parada que hicieron en Madrid de su gira presentación de su último trabajo Come Around Sundown, publicado hace unos meses y por el que les han llovido palos de todos los colores, injustos en mi modesta opinión, sobre todo después de oír en directo los temas que lo componen.

El concierto empezó a las nueve y cuarto, momento en el que los tres hermanos y su primo saltaron al escenario. Los 10.000 asistentes (mucho anglosajón, por cierto) que abarrotaban la plaza les recibieron con una sonora ovación, demostrando que les tenían ganas, más si cabe después de que suspendieran su actuación en este mismo recinto a principios de 2009 por enfermedad de dos integrantes de la banda. La respuesta fue inmediata cuando comenzó a sonar la guitarra distorsionada con la que se inicia "Crawl", tema de su cuarto álbum, Only By The Night, publicado en 2008 y acto seguido con "Molly’s Chambers" de su primer trabajo Youth And Young Manhood (2003), con ese sonido garagero que tanto nos gusta. Gran comienzo, rompiendo todas las quinielas y modificando el setlist que venían presentando en la gira hasta la fecha. Llegó el turno de hacer promoción y qué mejor que "Radioactive" para empezar, tema elegido como primer single del nuevo disco. Sonó realmente bien, es un gran tema y la ovación del respetable no bajó la intensidad, en realidad no lo hizo demasiado con ninguna de las novedades. Siguieron con "Fans", que sirvió para que Caleb Followill se luciera con la guitarra acústica.



"Revelry" puso el primer momento íntimo de la noche, justo antes de que sonaran las nuevas "Mary" y "The Immortals", la segunda mejor que la primera. Y entonces llegó "The Bucket", esa auténtica maravilla contenida en su segundo álbum Aha Shake Heartbreak y que representa a la perfección el sonido inicial de la banda. Locura colectiva, que aprovechan para tocar "The End", la primera del último, como se suele decir, que ayer gustó bastante para qué engañarnos. Y después subidón con "No Money" con ese guitarreo protagonista…esto empieza a ponerse duro, amigos, y qué mejor que seguir con "Four Kicks"…madre mía, cuando acabe esto me voy directo al rodeo.

Con "Notion" bajamos una marcha, que esto se desmadra y hay que llegar con fuerza al final. Qué gran voz tiene este tipo, parece que la cabeza le va a estallar, pero llega a todas las notas y nunca se ve superado por el resto de instrumentos. Ahora llega "Pyro", toca relajarse del todo que la siguiente seguro que promete y así es, con todos ustedes: "On Call", del último de los discos que quedaba por reseñar, Because Of The Times, qué gran momento, aún retumba el bajo en mi cabeza.

Ya estamos patas arriba, afloja que vienen curvas, os dejamos que toquéis la última de las nuevas a cambio de un buen final. Mensaje recibido. "Back Down South" fue la última novedad, y "Manhattan" el último momento de relajación, porque con "Knocked Up" empezaron a despedirse. Dale fuerte a la batería amigo Nathan que nosotros te hacemos los coros “uouooo!!”. "Use Somebody" sirvió para que se despidieran por primera vez, la verdad es que es uno de los temas que les ha dado la fama mundial actual, premiada una y otra vez, por mucho que renieguen de lo comercial cada vez que les entrevistan, pero es que es muy comercial, hay que decirlo, que no se nos van a caer los anillos y ayer nos gustó mucho.



Tras el descanso, con un “oe oe oe” de las grandes citas incluido, abrieron fuego con "Closer", tema que envuelve desde el principio para rematar con un gran final, perfecto para enganchar con "Sex On Fire", con el público totalmente volcado ofreciendo una de las mayores ovaciones de la noche y para terminar con "Black Thumbnail", qué grande, nunca me la hubiera imaginado para cerrar un concierto, pero qué queréis que os diga, chapeau!!...y con fuegos artificiales para cerrar, que lo impregnaron todo de olor a dinamita. Me resulta agradable que en los conciertos no esté todo a oscuras, no es que me dé miedo por si viene el coco, simplemente disfruto viendo las caras de felicidad de la gente y ayer el despliegue de luces que poblaba el escenario nos lo permitió a lo largo de toda la noche.



En definitiva gran concierto, de corta duración para el precio de las entradas, algo desorbitado y parece que difícil de solucionar, pero podemos decir muy alto que Kings Of Leon triunfaron en Madrid, se impusieron a Vistalegre, demostraron que en directo están a la altura de los mejores, que siguen muy vivos pese a quiénes les quieren enterrar y que si dan el gran salto esperamos que sea sólo por su música, pasamos del rollo visual, a ver si nos enteramos ya de una vez que tampoco tenemos necesidad de ir al Calderón a ver a nadie…que allí no venden alcohol joder!!

MySpace / Web / Spotify

domingo, 21 de noviembre de 2010

De Concierto: Arcade Fire - Palacio de los Deportes (Madrid) 20/11/2010

Ya han pasado 24 horas y aún resuenan en nuestras cabezas los ecos de las voces de los 15.000 afortunados que ayer abarrotamos el Palacio de los Deportes de Madrid para ver a los canadienses Arcade Fire. Y digo afortunados porque lo que vivimos ayer fue uno de esos acontecimientos que quedarán señalados en el calendario y que serán comentados una y otra vez en conversaciones futuras con un “nosotros estuvimos allí”. Y qué mejor que un 20-N para recordar tal evento musical. Ayer quitamos la última estatua de una ridícula sombra del pasado más oscuro y colocamos otras ocho, encabezadas por las del matrimonio formado por Win Butler y Régine Chassagne.

La verdad es que la carrera de esta banda está siendo meteórica, desde que en 2004 publicaran su primer trabajo, Funeral, ya pudimos ver que estos tipos son diferentes, que no quieren parecerse a nadie, que por encima de todo son músicos, cuya capacidad creativa parece no tener límites y su destreza encima del escenario les convierte en un auténtico fenómeno de masas. La salida al mercado de Neon Bible en 2007 terminó de subirles a lo alto de las listas mundiales. En este 2010 llegó The Suburbs, con división de opiniones entre público y crítica, con otro tipo de registros, quizá temas más predecibles y menos impactantes, pero que en directo suenan tan grandes como los éxitos de sus primeros trabajos.
En cuanto al público, anoche llegó con ganas de que pasase algo grande, como si hubieran apostado al caballo ganador, totalmente confiados, por eso quizá la impaciencia ante el retraso con el que empezó todo. Fucked Up, teloneros compatriotas, tampoco ayudaron demasiado a apaciguar el ambiente y a hacer agradable la espera, con un hardcore completamente monótono que habría sacado de quicio y revolucionado las pulsaciones del mismísimo Induráin. Si ayer nos traen para abrir el concierto un grupo medianamente aceptable habría sido ya para enmarcar.

Así pues, unos veinte minutos después de lo esperado saltaron al escenario los ocho integrantes de la banda, con esa pinta que tienen mezcla de granjeros y seguidores de una de esas religiones casposas norteamericanas, ante una atronadora ovación para recibirles, que continuó cuando sonaron las primeras notas de “Ready to Start”, tema del último álbum que mejor acogida ha recibido por sus fans. El sonido era bastante deficiente y tanto las dos baterías como las guitarras devoraban la voz de Win Butler, que apenas se escuchaba a lo lejos. Afortunadamente, pronto acabaron los problemas o así nos pareció mientras sonó “Month of May”, otra de las nuevas, con ese aire rockero que no hizo sino prepararnos para lo que estaba por venir.




“Neighborhood #2 (Laika)” encendió la primera traca, con el escenario en tonos rojos, gusanos de luz que lo recorrían en todas las direcciones y una pantalla en el centro que alternaba imágenes de acompañamiento con otras del propio directo en blanco y negro. Es uno de mis temas favoritos, de esos que piensas en cómo es posible que a alguien se le pueda ocurrir componerlo, ese acordeón, ese estribillo demoledor y esa parte final que te levanta del asiento. Pero es que sin tiempo para saborearlo sonó esa maravilla que en su día titularon “No Cars Go”, con esa letra tan sencilla, pero con esa composición musical tan impactante, los coros, esos “hey!!” que gritamos todos al unísono alzando los brazos, sencillamente impresionante, la gente como loca, qué final, madre mía, los ojos humedecidos, los pelos de punta y sin aliento…sí, llevamos cuatro canciones y podría haber acabado el concierto en ese momento, qué diez minutos más apoteósicos. Sin darnos cuenta los minis estaban vacíos, que baje un poco el nivel que hay que pasar por boxes.



Y entonces llegó la tregua, Régine nos acercó hasta “Haiti”, lugar con el que tiene ciertos lazos personales, y siguió a los mandos con "Sprawl II (Mountains Beyond Mountains”, otro tema de los nuevos, la gente aprovechó para bailar coreografías improvisadas, vergüenzas aparte, siguiendo el ritmo de los sintetizadores. Y el concierto se tornó pausado con “Modern Man”, “Rococo” y “The Suburbs”, en ese rato que sirvió de promoción del disco de nombre similar, momento que cada cual aprovecha a su manera para reponerse, soltar lastre y coger provisiones.

“Crown of Love”, ese precioso tema de su primer álbum sirvió para despertarnos del letargo con ese gran final, donde la gente pidió a gritos que volviese la locura, que ya estaba preparada para un nuevo asalto. Y la banda respondió con “Neighborhood #1 (Tunnels)”, en otro de esos temas que van de menos a más, con ese piano de fondo, la voz de Butler en todo su esplendor y los coros de la sección femenina que invitan a unirse a la fiesta.

Con el público de nuevo completamente entregado prendieron la segunda traca de la noche. “Keep the Car Running”, nos hizo subir un nuevo peldaño….uooooo, uooooo, uoo, uoo!! No sé quién se lo estaba pasando mejor, si nosotros o esos monstruos que abarrotaban el escenario, qué energía, qué complicidad y qué entrega. Y llegó la sorpresa agradable de la noche con “We Used to Wait”, que aparecía en el setlist sin hacer ruido, pero que no sé si por lo bien que sonó o por el buen rollo reinante en el ambiente se llevó una gran ovación, demostrando que las nuevas canciones en directo dejan a la altura del betún a sus homónimas del disco.



Venga, que esto no pare, es cuesta abajo y sin frenos hasta el final y ahora me vienen con “Neighborhood #3 (Power Out)”, qué barbaridad, que bien suena, ya se me han olvidado los problemillas de sonido iniciales. Este tema está siempre a la sombra de su parte predecesora, pero no tiene nada que envidiarla, podría durar una hora y no me cansaría, con esos punteos finales…pero espera, ya está aquí, ese piano me suena…"Rebellion (Lies)”…qué concierto, qué unión total entre la banda y el público, pocas veces he visto la grada así, unos votando, otros abrazados, manos al cielo…se acerca el descanso.

Y así fue, tras una breve parada los de Montreal volvieron para cerrar la noche con tan sólo un par de temas, siendo el primero de ellos “Intervetion”, momento en que uno piensa que quizá todo haya sido un sueño, que nada ha ocurrido, que no es normal que una banda con tan corta edad sea capaz de llegar a donde ha llegado y quizá sea hora de despertar y para ello qué mejor que acabar como siempre, con “Wake Up”. No tengo palabras para describir el momento. No es una canción, es un himno, y con ella vuelves a la realidad, las luces encendidas, todo el mundo con una sonrisa en la boca, qué felicidad, qué ganas tenía de que llegase este día y qué poco nos hemos equivocado. Apostamos por el caballo ganador y les ha sacado al resto más de tres cuerpos de ventaja, casi no tienen competencia y no pienso nombrar a los innombrables con los que parece que siempre haya que comparar a todos los grupos. Qué cansancio de tanto U2 y tanto Coldplay (vaya ya lo he hecho), estoy harto de escuchar comparaciones, estos tíos son únicos, dejémosles crecer por sí mismos, sin referentes, a ver hasta dónde son capaces de llegar. Despertad!!

MySpace / Web / Spotify

viernes, 19 de noviembre de 2010

Jaill

Hoy os traemos otro de esos discos que se nos pasaron por alto hace unos meses por culpa de las vacaciones veraniegas. Se trata del segundo álbum de Jaill, banda de Milwakee, que a finales del mes de julio han publicado su segundo trabajo titulado That’s How We Burn.

Tras su gran debut en 2009 con There’s No Sky (Oh My My) que les permitió fichar por Sub Pop, nos traen un buen disco, uno de esos que saben a poco por su corta duración pero gran intensidad, con temas que van a caballo entre el rock garagero de los noventa y la nueva estética más británica, pasando por el pop más bailable y descarado. Este "Everyone’s Hip" es una buena muestra de lo que podréis encontrar en él.

MySpace / Web


domingo, 14 de noviembre de 2010

De Concierto: Interpol - Palacio de Vistalegre (Madrid) 13/11/2010

Quizá este ratillo que voy a echar contando a mi manera lo que pudimos vivir ayer en el concierto de Interpol vaya a ser uno de los más gratificantes desde que empezamos con el blog. Es cierto también que me resulta difícil ser totalmente objetivo por la debilidad que siento por estos tipos, a lo que hay que añadir la lamentable mediocridad del concierto de The Drums la noche anterior, que despertó en nosotros la necesidad de terminar el fin de semana con algo grande. Veremos a ver cómo sale.

Empezaré hablando del Palacio de Vistalegre, que de palacio únicamente tiene el nombre y que una vez más se vio superado por los acontecimientos. Ya sé que es repetir siempre lo mismo y que por todos es conocido el pésimo sonido que ofrece, tampoco hay que engañarse, no deja de ser una plaza de toros cerrada que deja poco margen para el lucimiento visual de las bandas que pasan por allí. Afortunadamente los neoyorquinos supieron sobreponerse y exprimieron las bondades del recinto hasta la última nota…y resalto esto porque no es fácil y si no, que se lo digan a Tom Smith líder de Editors, que en su paso por aquí el diciembre pasado estuvo cerca de cortarse las venas encima del escenario, totalmente devorado por la lamentable acústica del recinto. Pero hablemos de música, que para eso estamos aquí.

No puedo decir casi nada de Surfer Blood, encargados de abrir la velada, porque entramos cuando terminaban su actuación. Una pena, porque tras su gran debut este año con el álbum Astro Coast era una buena oportunidad para verles en directo. Por lo poco que pudimos ver tenían bastante buena pinta, así que esperaremos a mejor ocasión para juzgarles. Este es el vídeo oficial de su tema "Swim".




Con cierto retraso, sobre las diez menos cuarto y tras una espesa cortina de humo, hacían aparición en el escenario Paul Banks y compañía, vistiendo trajes oscuros y corbata salvo el Sr. Banks quien prefirió un atuendo más informal para la ocasión. La ovación de las 7.000 personas que casi llenaban Vistalegre no se hizo esperar sobre todo cuando comenzaron a sonar las primeras notas de "Success", tema que también abre su último álbum homónimo, el cual están promocionando a nivel internacional siendo Madrid su primera parada europea. Quizá no sea casualidad ya que como explicó Banks en un perfecto castellano es una ciudad especial para él ya que vivió aquí durante cuatro años. La verdad es que las canciones del último disco tuvieron buena acogida a pesar de las críticas recibidas desde su publicación y las supieron integrar perfectamente en el setlist para evitar posibles bajones en el ambiente. Tras un buen comienzo sonó "Say Hello To The Angels" de su primer disco Turn On The Bright Lights, que nos levantó de sopetón a todos con su guitarreo inicial. Siguieron con "Narc" y "Length Of Love" de su segundo y aclamado álbum Antics, con el bajo como protagonista.



La nueva "Summer Well" dio paso a "Rest My Chemistry" y a la oscuridad total, post-punk en estado puro y esas notas que nos recuerdan al "Where Is My Mind" de los Pixies, buen presagio de lo que se avecinaba, porque del tirón llegaron "Slow Hands" y "C’Mere" con el público totalmente volcado y la pista de Vistalegre botando sin parar.



En una regresión a sus orígenes buscando un poco de calma tocaron "Untitled" para continuar con "Barricade", la mejor quizá de su último trabajo. Siguieron con la preciosa "Take You On A Cruise" y en un sube y baja continuo recorriendo toda su discografía llegó el turno de "Lights" como preámbulo de otro temazo, "PDA", que puso la plaza patas arriba. "Memory Serves" fue la última de las nuevas en sonar y sirvió para dar paso a uno de los mejores momentos para mí del concierto con "Not Even Jail" y ese estribillo demoledor. El juego de sombras resaltaba la silueta de todos los integrantes de la banda, sobria en sus presentaciones, pero eficaz como ninguna, propia de gente elegante, que es lo que son.



Tras un breve descanso volvieron a la carga con la melancólica "The Lighthouse" que a uno le deja estremecido, y sin tiempo para reaccionar te meten sin preguntar "Evil" con todo el mundo cantando a la salud de Rose Mary, la grada vibrando al nivel de la pista y pidiendo que esto no acabe nunca, aunque como en todo en esta vida llegó el final de la mano de "The Heinrich Maneuver", de su tercer álbum Our Love to Admire, una sorpresa verla tan al final y quizá no la mejor para cerrar, pero genial como siempre. Quizá el final un poco frío, pero por la sensación de querer más y más.



En resumen buen concierto el de ayer, bastante trabajado para luchar contra los elementos, sin florituras, con una buena elección de temas y demostrando que no hace falta ser comercial para llegar al público, que no es necesario montar un escenario en forma de nave espacial, ni poner pantallas gigantes, ni vestir de forma estrafalaria para llegar a la gente, que lo que importa es la música y éstos de música saben un rato. Esta ha sido la cuarta vez que les hemos visto en directo, dicen que no hay quinto malo, a ver si hay suerte y es en el Palacio, pero en el de los Deportes por favor.

(Como siempre agradecer a quienes comparten sus vídeos en youtube)

MySpace / Web / Spotify

sábado, 13 de noviembre de 2010

De Concierto: The Drums - Sala Heineken (Madrid) 12/11/2010

Que escriba la crónica… pues no sabría por dónde empezar. Si por el pésimo sonido, por el ¿aforo completo?, por los movimientos del cantante a lo Raphael o por la manera de llevar a la cresta de la ola a un grupo que ni fu ni fa.
En fin, os cuento lo que vivimos ayer.

Fui al concierto a regañadientes, el grupo no me convencía lo suficiente, pero el precio era bastante asequible y allí que nos presentamos. Una hora y media antes, no para ver a los teloneros si no por culpa de las entradas agotadas.

Ya estaban en el escenario el primer grupo que hacía de telonero Two Wounded Birds, bastante adecuados para la ocasión y muy del estilo surfero que posteriormente nos traerían The Drums. El segundo telonero de la noche, Patrick Cleandenim, dejó bastante que desear… un tipo solo cantando en el escenario y con toda la música ochentera grabada hizo que nos olvidáramos de él a los dos minutos.

A las diez en punto saltaron a escena los neoyorkinos The Drums, la actuación comenzó con "Best Friend", canción con la que se abre su disco debut homónimo, y también empezaron los problemas de sonido y de micrófono. Aún estoy dudando si los problemas eran de micrófono o es que Jonathan Pierce no tiene voz suficiente como para hacer callar a la batería. Seguidamente y después de unas palabras de presentación vinieron "Submarine", "Book Of Stories", "I Felt Stupid" y "Make You Mine", de su EP Summertime.



Con "Let's Go Surfing" y "Me And The Moon", llegó el momento del “buen rollito”, que es lo que este cuarteto sabe hacer, hablándonos del verano, de pasarlo bien, del amor y esas cosas. Silbidos grabados, coros grabados y bases grabadas, un cantante entre Ian Curtis y Morrisey, hicieron que la sala saltase con expectación de que algo peor estara por llegar.
Después de "I Need Fun In My Life" y "Don't Be A Jerk, Johnny" tocaron "Forever And Ever Amen", que es la que personalmente más me gusta y por la respuesta a los coros de los asistentes, diría que a todos, ya que durante este tema no faltaron las interacciones con el público allí presente.



Para terminar con el sufrimiento y la primera parte del concierto "Baby, That's Not The Point" y la monótona "The Future".
Tras la pausa obligada, The Drums volvieron al escenario con "It Will All End In Tears", "Skippin' Town", para finalizar con "Down By The Water". Pero a la salida del concierto en mi cabeza no resonaba ninguna de las canciones que había escuchado, solo un "mañana será otro día…".



Desde mi punto de vista, la primera visita de The Drums a nuestra ciudad, que había generado unas vagas expectativas, me defraudó bastante.

Nos gusta conocer nuevos grupos, y por supuesto asistir a los directos, pero hemos aprendido la lección, y es que los grupos que saltan a la fama gracias a los medios y en tan poco tiempo, hay que tener cuidado con ellos, por supuesto que hay que darles una oportunidad… pero la experiencia es un grado, y estos chicos no la tienen.

MySpace / Web / Spotify

viernes, 5 de noviembre de 2010

Die! Die! Die!

Hoy os vamos a hablar de un grupo al que no conocíamos y de uno de esos discos que tenemos guardados desde hace meses y que por unas cosas o por otras no habíamos escuchado hasta ahora. Se trata de los neozelandeses Die! Die! Die!, que el pasado mes de julio publicaron su tercer álbum de estudio Form y que para quien os escribe ha sido como un soplo de aire fresco ante la mediocridad y monotonía de las novedades de los últimos meses, donde hasta las bandas ya consagradas nos han ofrecido trabajos bastante “flojos”, en todos los sentidos.

El debut de este trío de Dunedin se produjo en 2005 con la salida al mercado de un Ep y LP homónimos donde predominaba el punk y el hardcore por encima de todo. En 2006 lanzan un nuevo EP, Locust Weeks que dio paso a su segundo álbum un año más tarde y al que titularon Promises, Promises. La evolución hacia sonidos más controlados era patente, dando más protagonismo al bajo con la llegada de Lachlan Anderson a la formación y evolucionando hacia un post-punk y un noise-pop que llegó a un mayor número de seguidores.

El lanzamiento de Form en este 2010 significa su total consagración. El temido tercer álbum que para la inmensa mayoría de bandas significa un batacazo definitivo, para ellos ha llegado en forma de éxito absoluto de la crítica afianzando el sonido que ya iniciaron en su anterior trabajo. Y no es para menos, porque los diez temas que contiene son a cual mejor, entran a la primera y uno no sabe bien con cuál quedarse, aunque quizá este "Lil Ships" sea el que mejor les represente.

MySpace


miércoles, 3 de noviembre de 2010

Bear Hands

Volvemos a los EE.UU. y concretamente nos quedamos en Brooklyn, Nueva York, desde donde llega este cuarteto formado en 2006 y que hace llamarse Bear Hands. En 2007 lanzaron su primer EP Golden y es ahora en Noviembre cuando sale a la luz su álbum debut al que han titulado Burning Bush Supper Club.

Perfecto Indie rock, o como se lee por ahí, con tintes post-punk, a lo que yo incluso añadiría experimental. Generando muchas expectativas, han participado en el festival inglés Reading y han sido teloneros de MGMT y Vampire Weekend en sus giras por EE.UU.
Mientras ellos siguen con sus guitarras y ritmos juguetones, nosotros disfrutamos de su single presentación “What A Drag”.

MySpace / Web


martes, 2 de noviembre de 2010

Egyptian Hip Hop

Egyptian Hip Hop siguen construyendo su proyecto paso a paso y ya han juntado material para lanzar su primer EP al que han titulado Some Reptiles Grew Wings. El cuarteto de Manchester del que ya os hablamos aquí hace unos meses presenta cuatro nuevas canciones que siguen alimentando la expectación creada, pero con las que no terminan de dar respuesta a tanta advertencia de "grupazo a la vista"…no sé, no sé, pero me parece que esto empieza a ser mucho marketing y pocas nueces, además de ese aspecto insano que tienen con dieciocho añitos, que dan ganas de sentarles a la mesa y ponerles un plato de lentejas. Seguimos a la espera de su primer larga duración y mientras os dejamos con "Moon Crooner".

MySpace